Padres y Madres Animales Extremos: Los Mejores y Peores!

Ningún animal está entrenado para ser un súper padre. Pero, aún sin profesor, no te imaginas cuán increíbles y devotos pueden llegar a ser los padres animales. Esos súper héroes del reino animal son muchas veces padres animales extremos. La crianza, hay actitudes totalmente opuestas frente a esta. Un espectro entre devoción y abandono. Algunas crías crecen en la vida salvaje mientras que otras, como las mascotas, pueden tener todas las comodidades. Pero, sin importar de dónde vengan, muchas perecen a causa de los peores padres. Mientras que otras tienen a los que baten el récord de los mejores, mereciendo así un regalo de celebración del día de la madre o del padre. Alista tu pañuelo y exploremos el mundo animal en busca de los mejores y peores padres y madres animales. ¿Qué hace que estos sean padres animales extremos?

13 Suricatas

13_meerkat

Suricatos. Resultado de un excelente trabajo en equipo. Cuando papá y mamá cooperan, sus crías son más felices y educadas. Matrimonios estables que dan frutos, aunque poco existan hoy en día. Y como la perfección no existe tampoco, esconden muchos secretos.
Los desiertos, tierras de matorrales y la región del sur de África son el hogar de estas familias. Pero el verdadero hogar lo hacen estos súper papás que no abandonan a sus crías. De familias numerosas, las suricatos son pequeñas, de cuerpos altos y esbeltos. Su cola, fuerte como el hierro, les sirve de soporte para mantenerse en pie mientras vigilan por depredadores. Y contra cualquier peligro que pueda derrumbarlos, trabajan todas esas familias juntas que forman un clan. Así que no te preocupes… ¡la seguridad está en los números!

12 Cecilias

By Rod6807 - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=26710258
By Rod6807 - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=26710258

Indefensos y blandos como gomas. Así suelen ser los gusanos. Pueden no resultarte agradables, pero tú tampoco pareces el mejor amigo para ellos. Al menos no cuando vienes caminando y sin querer, un zapatos termina con su vida. Pero, ¿sabías que no todos lo que parece una lombriz lo es? Las apariencias engañan! Mira esto…
Cecilias. No son lombrices o culebras, aunque lo parezcan. En realidad son Gymnophiona, anfibios como las ranas o las salamandras. Se diferencian de los anélidos o lombrices de tierra por tener vértebras. Su cuerpo es gelatinoso y tiene líneas como de zebra. Estos alusivos anfibios del tamaño de un brazo de largo, son pequeñas madres solteras devotas que se han dedicado a excavar para sacar adelante a sus hijos y merecen un trofeo. En medio de selvas tropicales, literalmente se quitan el pan de la boca para dárselo a sus bebés. Mejor dicho, dejan que sus crías les quiten su grasosa y nutritiva piel a mordiscos para que no pasen hambre. Así de extraños pero increíbles pueden ser los animales!

11 Focas De Weddell

11_seal

Focas. Hermosas criaturas que existen gracias a la dedicación de mamá. Y es que no todos los animales cuentan con el amor de su madre. Algunos nacen y se quedan solos, sin padre ni madre. Aunque a veces es mejor estar solo que mal acompañado.
Las focas de Weddell reciben de mamá calor y alimento después de 11 meses en su vientre. Su leche es tan buena como la de tu desayuno. Claro que aporta unos cuántos kilos de más pues es la más calórica de cualquier mamífero. Se requiere de trabajo en el gimnasio para no perder la línea. Las pequeñas focas solo cuentan con la dedicacion de su madre. Ella les enseña a sobrevivir en la Antártida y a navegar como barcos submarinos. Cuida de sus aletas traseras y delanteras y les muestra cómo usar sus dientes. Su padre es algo así como un fantasma. Nunca está, pero si aparece y encuentra a sus crías desprotegidas, las maltrata.

10 Orangutanes

10_orangutan

Orangutanes. Aunque su padre apareciera, seguiría siendo la pieza perdida del rompecabezas. Su ausencia es notoria durante toda la vida del orangután. Mamá, en cambio, le brinda cuidados y educación durante ocho años. Porque no hay nadie como mamá, ¿verdad?
Ella se merece una verdadera celebración de día de madres. Con festones y globos. Entre bosques profundos ella le enseña a su hijo a buscar frutas y construir nidos para dormir. Y, quizás un poco sobreprotectora, lo cuida sin cansancio de los depredadores. De las serpientes, por ejemplo. ¡Claro que vivir en las selvas de Borneo y Sumatra ubicadas en Asia no es sinónimo de paz, así que mamá sus razones tendrá!

9 Leones Africanos

9_lions

Los animales felinos son encantadores y a la vez peligrosos. Jaguares, pumas, ocelotes y muchos más. Jamás podrían pasar desapercibidos y tú tampoco para ellos. El león, rey de la selva. En un pequeño descuido, puedes convertirte en su presa si decides viajar a África y caminar por su territorio. La mayoría de ataques de leones a humanos es por invasión del espacio y protección de su manada. Aunque… ¿Serán sus propios cachorros su presa favorita?
El león africano. Puedes encontrarlo en sabanas y desiertos del continente, aunque hubo poblaciones ya extintas en Asia. Este felino marca su territorio con orina y ruge para defenderlo. Su imponente tamaño y abundante melena atemorizan a muchos, pero no a sus pequeños. Resulta ser un buen padre, aunque no el más eficiente para llevar alimento a casa. La madre es la encargada de ir de compras. Las leonas cazan en grupos, acechando a su presa por entre los arbustos. Haciendo movimientos coreográficos y precisos, ahorran energía y obtienen la presa, usualmente la más débil de la manada. Pero aunque los machos no traen el sustento, cuidan su territorio a toda costa.

8 Araña Lobo

8_wolfSpider

Arañas. Estos impresionantes animales de ocho patas pueden erizar tu piel. Seguramente te habrás pasado un mal rato al asear tu casa y encontrarte con una de ellas. Pero lo que viene es algo que jamás has visto. ¿Te imaginas que después de tomar una ducha tu peinado incluya una bola de pelos que no sea tuya sino de millones de arañas juntas?
Desde el hemisferio sur hasta Groenlandia, sin contar la Antártida. La araña lobo se distribuye por todo el mundo y es bastante misteriosa. ¡A que no imaginas lo que lleva en su bola de pelos! Un montón de patitas y cuerpos de todos sus hijos. Así de abnegada es esta madre. Allí los cuida con su mejor instinto materno mientras crecen. Tiene ocho ojos debidamente organizados como niños de salón. Con una longitud como de mondadientes, no te enredarán con sus telarañas. Este artrópodo nunca las teje. Pero, peor aún, te la puedes encontrar en la comodidad de tu hogar, aunque quizás también te acoja como a uno de sus hijos con su buen corazón. En el lado positivo, tener una araña lobo podría ser tu mejor amiga, ¡cazadoras increíbles! se alimentan de todo tipo de intrusos que no quieres que se arrastran por tu casa. Toma esos bichos aquí viene un exterminador natural.

7 Pitón De Roca Africana

7_python

Los hábitats de los animales son tan contrastantes como ellos mismos. Animales de una misma especie pueden vivir en ambientes opuestos, como los osos. Unos habitan en cálidos bosques y se alimentan de vegetales. Otros sobreviven en el excesivo frío del ártico y se conforman con la carne de las focas. Y los contrastes no son solamente físicos. También son sentimentales. La pitón de roca africana es un muy buen ejemplo. ¿Qué podrías encontrar de dócil en esta salvaje serpiente?
Una madre tierna que abraza con su cuerpo a sus huevos para protegerlos y encubarlos. Es larga como un camión, así que los rodea fácilmente. Su gesto maternal difiere de su intimidante actitud. Derriba jabalíes, lagartos y hasta cocodrilos. Si eres aventurero, puedes pedirle un abrazo. Finalmente, son abrazos que matan!

6 Caballo De Mar

6_seaHorse

Hombres embarazados ¡Imposible! Descontando alguna invención científica, un hombre nunca lucirá un bebé en su abdomen. Sin embargo, otra historia se cuenta en los pasillos del mar.
Caballito de mar. Este papá es toda una madre! Se embaraza y da a luz a pequeños caballitos. La hembra le entrega al macho una bolsita con 1500 huevos para fertilizar en su abdomen. Sus pequeños hijos nacen completamente autosuficientes y con colas flexibles, como de caucho, para anclarse a los corales. También hocicos alargados con forma de trompeta para cazas plancton y crustáceos hasta completar su ciclo de vida en cinco cortos años. Así que no hay tiempo que perder, no hay tiempo de recuperación para estos padres embarazados. Terminan los machos de dar a luz y la hembra está lista para entregarle una nueva bolsa para incubar.

5 Cálaos

5_hornbill

Llega un hijo y parece que todo se pone de cabeza. Comprar pañales y leche será una de las nuevas rutinas. Después, ir al colegio a tomar clases. ¡Ah! Pero no todos tienen esta última preocupación. Por suerte, las aves no van a la escuela.
Cálaos. Habitan en los bosques de África hasta los de las Islas Salomón en el Océano Pacífico sur. Los padres Cálaos son héroes alados protegiendo a sus “calaitos”. Trabajan en equipo como los mejores padres del mundo. El macho, como un gran arquitecto, siempre logra un nido vanguardista y acogedor para su familia. Usando barro y heces sella el hogar para cuidar a la hembra y a las crías. Después se encargará de mercar. Plantas, serpientes, lagartos y otras presas son el alimento de esta especie. Y así, en medio de la rutina, transcurrirá la vida de estas plumíferas aves hasta que los pequeños puedan tomar vuelo.

4 Glotón (Wolverine)

4_wolverine

Glotones o Wolverines, Mascotas de la Universidad de Michigan, son fuertes y feroces. Y comen muchísimo!! El tigre y el elefante tienen un gran apetito. ¡Pero el Glotón no se queda atrás, come más que los otros en proporción! Y si es así, ¿Por qué su tamaño es más pequeño?
Habita en regiones montañosas y densos bosques. Se encuentra en Canadá, Europa, partes de América del Norte y en el Círculo Polar Ártico. Del tamaño de un perro, este mamífero es de la familia de las nutrias y tejones, y tiene hembras muy maternas. Cavan cuevas profundas para cuidar a sus cachorros de cabello castaño y negro y les enseñan todas las técnicas de caza que podrían derribar a un oso. A diferencia de otras especies, estos bebés estarán listos a los seis meses para convertirse en adultos. Con sus garras semi-retráctiles y su instinto guerrero, es más que suficiente. Entonces el tamaño es lo de menos.

3 Camaleón

3_chamaleon

Historias de película. En la isla de Madagascar, al sureste de África, existe la especie con más corto ciclo de vida. Lo curioso es que además pasa una parte ella entre rejas. O entre cáscaras. Para el caso, es lo mismo!
Camaleones. La fortuna es incierta desde su nacimiento. Aunque les sobre ropa en su armario, les falta todo: el amor de su madre. Podría decirse que sus padres son los peores. Por su parte, la madre entierra los huevos en la arena y con ellos, su responsabilidad. Del padre no es mucho lo que se sabe. Lo cierto es que al salir del cascarón, estos pequeños de colores tienen que sobrevivir por su cuenta y riesgo. Aunque no son los únicos animales sin padres que los protejan. A las tortugas marinas les ocurre lo mismo y, sin embargo, viven hasta cien años. Así que lo lograrán. Pero… ¿De qué color será su vida?

2 Koalas

Padres animales

La comida. Una delicia irresistible. A diario consumes frutas, carnes, postres y muchas cosas más. Todo lo que te gusta aunque a veces no sea lo más apropiado. Pero, ¿qué harías si tuvieras que comer excremento para salvar tu vida? ¿Lo harías?...Los koalas sí!
Al este de Australia se encuentran estos peludos animales. Seguramente su look algo revuelto inspiró un poco a Einstein! Aunque no sabemos si él tuvo tanta suerte con su madre como estos pequeños marsupiales. Protegidos, viven en la bolsa de mamá al estilo cargador de bebé. La infancia de estos animales transcurre entre árboles y deliciosas hojas de eucalipto. Pero mamá lo sabe todo y prepara el estómago de su bebé. Le da a comer su excremento como una vacuna contra la toxicidad de las hojas de eucalipto. ¿Qué pensaste? ¿Que el excremento era un castigo?…Ya ves, para nada!

1 Perros

1_dogs

Amigos fieles y peludos que solo pueden dar alegría a sus dueños. Son todos unos súper héroes a la hora de salvarte del aburrimiento y la soledad. Claro que a veces pueden cambiar de ánimo y dejarte ver sus hermosas perlas blancas. Si tienes uno como mascota, sabrás de lo que te estamos hablando. Y si no es así, te estás perdiendo de horas de pelota, frisby y ronquidos. Pero, ¿qué ocurre cuando la paternidad llama a la puerta canina?
Aunque papá tenga un poco de instinto paterno, mamá perro no querrá su compañía en el parto. Ella es mamá extrema y protege a sus cachorros, especialmente durante los primeros días ya que los cachorros nacen ciegos y sordos. Ladridos y gruñidos les ayudarán a defenderse, aunque no cuando recién han nacido porque son tan tiernos que no pueden intimidar a nadie con ello. La protección materna es vital para esos indefensos cachorros. Después crecerán y serán independientes gracias a las lecciones que les dio mamá. ¡Pero siempre estarán listos para compartir contigo toda su alegría canina!

Eres afortunado si tus padres no te abandonaron al nacer o poco después. Los animales tienen muchas historias para contar. Y no todas tienen un comienzo feliz. Desde la silla de espectador podrás ver que tanto padres como hijos tienen su propia versión de los hechos. Al final, lo único que queda es amarrarse los zapatos y empezar a caminar. Si otros eligieron que llegaras al mundo, elige tú el camino a recorrer. Ojalá que tu álbum fotográfico del recorrido tenga momentos con tus padres. Y si no, momentos de tus victorias. ¡Pinta tu vida de colores como hace el camaleón!

You may also like...